Más contenidos en
http://ofeliadepablo.com/

Los Siete Magníficos ya no cabalgan

(c) Ofelia de Pablo (Prohibida la reproduccion total o parcial)


Monument Valley es la imagen del oeste americano, un lugar donde leyenda y realidad conviven en escenarios de películas. Pero detrás de la imagen publicitaria cien veces vista viven los indios navajos, ellos que una vez fueron dueños de todo y que ahora están condenados a vivir en las mal llamadas reservas.
Conduzco hasta el final de la carretera 191, en la frontera con Arizona donde se encuentra el Parque de la tribu Navaja Tse´Bii´Ndzisgaii – en lengua nativa-, un lugar espectacular reconocido en el mundo entero pero que paradójicamente no lo es tanto en Estados Unidos.
Es en el interior del parque tribal, alejados de la sociedad actual, donde numerosas familias de las tribus navajas tratan de seguir viviendo como siempre lo han hecho. Cada día después de llevar a pastar sus rebaños vuelven al poblado y se recogen en sus tipis. Mantienen su lengua, sus ritos y costumbres al margen del vertiginoso mundo que les rodea aunque los tiempos cambian y cada vez es más difícil cazar y cultivar como antes. Al final la mayoría tiene que optar por trabajar como guías para los turistas en el parque, otros se dedican a vender artesanía y muchos se han visto obligados a abandonar el territorio de sus antepasados

12 comentarios:

  1. Perdona Ofe, yo no lo veo así, viven en cobachas de cartón piedra y venden en un quiosco a pie de carretera hecho con sacos de arpillera y contrachapado, pero cuando vas a pagar y dices que no tienes "money", te sacan el datafono inalámbrico que no sabes de donde cogera cobertura estando tu movil muerto y el PEDAZO de todo terreno que hay al lado de los puestos y que pensabas que era de algún comprador, resulta ser de uno de los vendedores (Navajo). Desde luego no les cambio mi vida por la suya, pero vamos, ellos gestionan íntegramente lo que ganan en los parques que hay en Navajo Nation y te garantizo que le sale muy rentable,mucho mas que el pastoreo y si no, vete a ver el Antilope Canyon o date una vuelta por el Monument Valley, a ver cuanto te cuesta. Seguro que mas, que cualquier otro parque nacional de la Costa Oeste gestionado por los americanos. Lo que si que tengo claro, es que para los americanos son un 0 a la izquierda, pero los que han recurrido al turismo, te garantizo que no se mueren de hambre! los demás no lo sé, pero también hay americanos no indios que se mueren de hambre, y viven en casas de cartón, sin paro y sin seguridad social como aqui, tenlo en cuenta.

    ResponderEliminar
  2. Isi acabo de ver tu comentario. Hay algunas cosas en las que quizás tengas razón como la de que hay indios que se han hecho "ricos" con el turismo (si por rico se puede hablar de tener un coche grande y un negocio) pero la realidad es quela mayoría viven por debajo del umbral de la pobreza. El desempleo y el alcohoismo son graves problemas entre su sociedad y sus opciones de futuro son tirando a cero. Está claro q es más rentable un negocio turísitco que el pastoreo pero sólo un 4% de ellos puede acceder a este "lujo". El problema es el 96% que no tiene ese acceso. Como me parece que hablas con conocimiento de causa por haber estado allí, habrás visto que la entrada cuesta menos de la mitad que en cualquier parque nacional USA (estos además reciben todas las subenciones del mundo para sus cientos de superatracciones. No como en los parques navajos donde sólo hay un pequeño camping y alojamientos más bien "simples" En cambio a 20 minutos en el Gran cañón del Colorado tienes un super cine 3D en mitad del parque nacional). Y claro q hay gente q se muere de hambre en muchos sitios del mundo pero el post trato simplemente de hablar de lo que pasa con los indios. Un abarzo

    ResponderEliminar
  3. Hola Ofelia, consecuencias del "progreso", que siempre va muy deprisa y sin retrovisor... abrazos

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Ofe lo que cuentan en este foro es ABSOLUTAMENTE FIDEDIGNO http://www.losviajeros.com/foros.php?t=99890 fui hace 3 años y me paso exactamente eso, es un absoluto timo.

    ResponderEliminar
  6. Isi he visto lo del enlace y claro que puede ser. Si yo no te digo que no haya timos. En todas partes los hay. Sólo que porque unos se aprovechen no todos son iguales y sí que te aseguro que las condiciones en las que se vive en las reservas inidas son bastante malas. Y que los indios de Monument Valley tampoco tienen un cine 3D en mitad del cañón del Colorado..en fin..como dice Alfonso..el progreso..o quizás "si Manitú levantara la cabeza" como pone Tino..

    ResponderEliminar
  7. La moraleja de esto es que, dentro del mismo grupo oprimido, los hay que utilizando el progreso no solo se aprovechan de los turistas incautos si no que no reparten los beneficios entre los suyos.

    ResponderEliminar
  8. Pues yo he visto el enlace y hay una opinión negativa y otra positiva, sigo sin saber que pensar salvo que el paisaje y la foto son impresionantes y que el turismo lleva implícito (sea donde sea) una alta dosis de engaño, quizás simplemente porque cuando uno sale de vacaciones se relaja y deja el hacha en la mesa de trabajo, y los locales lo saben y siempre hay profesionales del engaño que se aprovechan tanto de eso como de la inseguridad de la gente fuera de la seguridad de su hogar. A quien no le hayan tangado alguna vez haciendo turismo que levante la mano. Un libro que habla de ello tangencialmente y muy interesante en todo su contenido: Los Convodos, de Arthur Kloester.

    ResponderEliminar
  9. Los convocados, de arthur kloester, que antes lo escribí mal, perdón.

    ResponderEliminar
  10. Hola Juanjo, muy buen apunte el de tu libro. Tomo nota porque parece muy interesante y no lo conocìa.
    Qué razón tienes con eso del hacha que dejas en casa en vacaciones.. Cierto que hay gente que lo aprovecha.. _n abrazo

    ResponderEliminar