Más contenidos en
http://ofeliadepablo.com/

Seis meses después del terremoto: Kan AHORA afirma que habría sido imposible evacuar TOKIO

(c) Ofelia de Pablo/Javier Zurita
Se cumplen seis meses del terremoto de Tokio y el ex primer ministro Naoto Kan ahora confiesa que temió el fin de Japón como lo conocemos cuando se plantearon evacuar Tokio y la prefectura con sus 30 millones de habitantes ante el desatre de Fukhusima.

Naoto Kan, ha admitido en una entrevista a un diaria japonésTokyo Shimbun que "Las escenas de Tokio desierto, sin una sola persona por las calles pasaron por mi mente"


En otra entrevista al diario Asahi, Kan declaró que su Gobierno realizó una simulación con una evacuación de 300 kilómetros alrededor de Fukushima (Tokio está a 250km): "Japón no habría soportado como país si la zona de exclusion hubiera alcanzado los 100 o 200 kilómetros alrededor de Fukushima", según Kan, "Evacuar a 100.000 o 200.000 personas es una situación realmente grave, pero hacerlo con 30 millones habría sido imposible".
Según Kan, si los técnicos de Tepco, la eléctrica de la central, hubieran abandonado la nuclear a su suerte tras el tsunami "es posible que hoy no hubiera nadie en Tokio y residuos radiactivos decenas de veces superiores a los de Chernóbil se podrían haber dispersado".

El 11 de Marzo mientras el suelo temblaba bajo nuestros pies a ritmo de 9.0 sus pabalabras fueron otras muy distintas: "no hay de qué preocuparse, todo está controlado". Este fue nuestroVIDEO rodado desde la planta 34 de un hotel de Tokio:

VIDEO "Creía que no lo contábamos" Nuestro testigo directo publicado minutos después del seismo en EL MUNDO

14.46 p.m. hora de Tokio día 11 de Marzo

2 comentarios:

  1. Pronto empezarán a nacer japoneses deformes, muchos, y sus padres, muchos más todavía, a morirse de cáncer... y los que nos hemos comido su pescado, también. Total, de algo hay que morir, ¿no?

    ResponderEliminar
  2. Sinceramente creo que es una visión demasiado catastrofista la tuya Juan, pero lo cierto es que hay muchas cosas que no nos cuentan y deberíamos saber. Un abrazo

    ResponderEliminar