Más contenidos en
http://ofeliadepablo.com/

LECCIONES DESDE ISLANDIA I


Mientras en nuestro país sólo hablamos de Rajoy, de la crisis y no dejamos de mirarnos el ombligo en otros lugares como Islandia se unen, salen a la calle, acaban con un gobierno corrupto y llevan a los tribunales a los banqueros. ¿Cómo? Uniéndose por un fin común y luchando juntos. Hemos estado con sus protagonistas y aquí os dejamos alguna de sus lecciones:

(c)OfeliadePablo/Javier Zurita. Prohibida su reproducción total o parcial

"Es necesario introducirse en el vientre de la bestia para cambiar las cosas desde dentro" dice Birgitta Jónsdóttir

Ella es activista y ahora parlamentaria, su grupo político se formó con ciudadanos indignados que protestaban en las calles, ahora ocupa una silla en Parlamento Islandés:

"Estamos redactando de nuevo la constitución pero es la gente de la calle la que está aportando sus ideas, es una cosntitución ENTRE TODOS"


(c)OfeliadePablo/Javier Zurita. Prohibida su reproducción total o parcial


Los Derechos de las Mujeres son una prioridad en este gobierno que busca la igualdad a toda costa: su primera minsitro no solo es una mujer sino que es el único primer ministro del mundo abiertamente declarado gay. Vamos que no nos queda ni nada.





La pregunta es: CÓMO se llega a esto: "UNIÓN y ACCIÓN ante los Abusos. Ingdignación dirigida" -nos dicen sus protagonistas. Las mujeres eran un 0 a la izquierda, un día hace más de 30 años salieron TODAS a la calle para protestar. Hoy los resultados son palpables:

- Las mujeres madres solteras reciben ayuda del estado para poder continuar sus carreras
- Guardería para padres estudiantes: 62€ al mes, comidas incluidas.
- Muchas mujeres trabajan y los hombres están en casa cuidando a los niños
 
Aun no estás suficientemente indignado???? Más lecciones en breve

4 comentarios:

  1. El gey soy yo y tu madre la geina.... no nos queda tanto

    ResponderEliminar
  2. Sí Mister Orange es bueno tomárselo a broma aunque creo es importante ser consciente de lo que se mueve fuera por mucho que nos hagan creer que cambiar las cosas es imposible.

    ResponderEliminar